- Refugio -










Los refugios, esos lugares dónde uno se siente en plena paz y libertad. Allí donde nos olvidamos de todo lo demás, y nuestra cabeza empieza a fluir con claridad. 


Yo tengo éstas sensaciones con el olor a patatas estofadas al entrar en casa de mi madre, en un sofá en un rincón del comedor que te arropa al sol después de comer, en unas sábanas recién lavadas. También en un buen libro y una larga lectura que se alarga en la noche. Y, si algún día me pierdo y no soy capaz de encontrarme, bien seguro andaré escondida en algún jardín botánico del mundo, perdida entre las húmedas vitrinas y las grandes vidrieras que dejan pasar el sol a modo de alimento para la flora del lugar. Estos espacios son para mi una especie de santuario, dónde sólo hay lugar para la vida, el agua, los colores y las texturas de las plantas y flores. Es una vuelta al origen que me hace sentir conectada conmigo misma de nuevo. 

Me podrás observar, con mi cámara, detrás de un cristal, con una de esas sonrisas que indican calma y sosiego. Lista para empezar otra vez la lucha que es la vida. 

10 comentarios:

  1. Estos días ando un poco perdida,intentando encontrar mi refugio.A veces nos olvidamos de lo cerca que esta y buscamos lejos.Gracias,hoy me refugio un poquito contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de nada begoña, a veces los refugios son también sensaciones y personas. Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Qué bonito tanto las fotos como el texto. Y lo necesarios que son esos lugares que a veces se encuentran donde menos lo esperamos para reconectar. Cualquier pequeño detalle ayuda.

    ResponderEliminar
  3. A mí me ocurre lo mismo cuando vuelvo a casa de mis padres o mis abuelos. Los olores a hierba húmeda, el campo y el mar me reconfortan. Pero no hay nada como una playa en calma, sin turistas, donde puedes dar largos paseos acompañados unicamente del sonido del mar bañando la orilla mientras el sol se pone y te invita a imaginar mundos maravillosos allá en el infinito.... Es esto lo que me calma en días de tormenta, lo que a mí me hace sentir bien con sólo cerrar los ojos y me reconforta a pesar de tenerlo lejos. Gracias por habérmelo recordado.

    LauraDG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Laura... Las playas en invierno son lugares mágicos..! Un beso

      Eliminar
  4. Este verano yo me refugié en un lugar que te habría encantado. El Jardín Botánico más antiguo de Londres:
    http://chelseaphysicgarden.co.uk/

    No te lo pierdas cuando estés por esas latitudes...

    ResponderEliminar
  5. No sabes cómo me he identificado con tus palabras! ayer fui al jardín botánico de mi ciudad y descubrí un sendero que me llevó a un pequeño invernadero abandonado, mi emoción fue indescriptible, un refugio dentro de otro refugio... hoy tu foto de facebook me ha traído hasta aquí y espero impaciente más de tus fotos con Verónica...

    ResponderEliminar
  6. Preciosas! Yo también tengo muy buenas sensaciones en estos lugares tan llenos de vida como de paz...

    ResponderEliminar