- Vivamos -



Hace alrededor de tres años Álvaro conducía un coche que ya se jubiló. Fuimos hasta un pueblo del interior de Catalunya y nos perdimos por carreteras secundarias mientras nos contábamos algunos secretos.




Fue un día especial, que recuerdo con especial cariño. Pero hay un detalle que me hace pensar a menudo: Ese día hice una foto a unos árboles a través de un cristal empañado mientras se ponía el sol. Recuerdo hacer una sola fotografía, y enseñársela y que me dijera: Preciosa foto, Mo. No hay nada de especial en eso, si no fuera porque esa foto se perdió. La vimos una sola vez y desapareció. A día de hoy la conclusión más lógica es que la borramos accidentalmente sin darnos cuenta. Fuera como fuese hemos idealizado esa foto como si ella en si misma contuviera algo que no somos capaces de explicar. A menudo, cuando viajamos en coche, uno de los dos piensa en voz alta: ¿Te acuerdas de esa foto? Y hablamos sobre ella, sobre los colores que tenía. Tenemos una imagen mental de ella que estoy segura que defraudaría a nuestros corazones si fuéramos capaces de recuperarla. Si el azar hiciera que pudiéramos poseerla físicamente y dejar de ser una imagen mental nos daríamos cuenta que esa idealización es totalmente exagerada. Y aunque hemos intentado hacer esa misma foto otras veces, nunca hemos conseguido el mismo resultado. Era única por el momento.Es facil llegar a ese razonamiento cuando de trata de una vieja fotografía. 



Pero cuando se trata de momentos o situaciones, las posibilidades se vuelven más dolorosas. Me preguntó porqué idealizamos momentos que nunca existieron, vidas que pudimos tener y que ya nunca tendremos. Es muy fácil pensar y recrear una vida sobre suposiciones, ofuscarnos con situaciones que todavía no han llegado y pensar que si las cosas fueran de otra manera todo sería mucho más fácil. Nunca lo sabremos. Al igual que esa fotografía perdería su magia al volverse real, también la vida que proyectamos. Nada es nunca como lo imaginamos. Ni la situación más idílica viene sin arrastrar ninguna maleta. Todo lo que vemos, idealizamos e imaginamos es real en algún sitio. Y la realidad es lo predecible y lo azaroso, lo bello y lo vulgar, la emoción y la razón. Recordar ese viaje, ese verano, esa mano recorriendo mi espalda o esa fotografía. Es todo lo mismo: una bonita manera de hacer que las cosas nunca pierdan su magia. Dejarlas ya para siempre fuera de la realidad, sin hacerlas un principio de una búsqueda sin sentido. Así que recordemos todo aquello que nos hizo vibrar alguna vez, pero vivamos. 

Vivamos con todas nuestras fuerzas. Feliz año a todos!

24 comentarios:

  1. Bonita reflexión, y bonita forma de ponerla por escrito.
    ¡Feliz año a ti también!

    ResponderEliminar
  2. preciosa reflexión, cuanta razón...
    feliz 2014!

    ResponderEliminar
  3. Guau! te leo a menudo y no te había escrito nunca, pero... lo has clavado, vivamos pues!

    Feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir pues! Un placer tenerte por aquí!

      Eliminar
  4. Curioso, esta misma mañana recordaba instantes fugaces y muy especiales que deseaba se volvieran a repetir pronto por el cariño con el que los recuerdo, lo que no se es si ocurrirá, o por lo menos como los recuerdo. Pero ese instante se irá conmigo a la tumba como una de las mejores cosas que me han ocurrido en la vida. Mientras tanto viviré, seguro que vuelve a ocurrir algo emocionante. Feliz año Mónica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si, Laura. Siempre sucede algo emocionante. Disfruta! :)

      Eliminar
  5. M'ha semblat un dels texts més macos que he llegit mai. Quines paraules més boniques per començar l'any!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Silvia! :) Que comencis amb molta força el nou any!

      Eliminar
  6. Qué texto más bonito Mónica. Qué razón tienes y qué difícil es a veces dejar el agua del recuerdo correr y que se te resbale entre los dedos para darse cuenta de que sólo es agua. Sólo son bonitos recuerdos.

    Me has puesto la carne de gallina y te deseo todo lo mejor para 2014. Como tú bien dices, vivamos este año con todas nuestras fuerzas.

    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  7. Mónica me has emocionado, cuánta razón en tus palabras, hasta me ha parecido ver la foto yo también... precioso

    ResponderEliminar
  8. Que texto tan bonito :) Estos momentos mágicos me encantan, aunque no duren para siempre, pero siempre tengamos su recuerdo!
    Feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
  9. Yo también soy de las que prefiero idealizar y adornar esos momentos, momentos mágicos. Una habitación es mas bonita cuando hay flores.
    Preciosa reflexión,

    ResponderEliminar
  10. Dejar de hacer miles de fotos de los momentos especiales para SENTIR el momento, aunque no sea capturado a través de la cámara pero si lo será a través del órgano más magullado de nuestro ser pero que es el único que con el paso del tiempo pueda devolvernos una imágen a nuestra imaginación pasando a través del recuerdo:)

    ResponderEliminar
  11. hablando de recuerdos y fotografias tu historia me ha hecho recordar un curioso ritual que hicimos yo y mi ex al divorciarnos liquidamos todas las fotos que teniamos juntos para que no terminaran siendo vistas por nadie mas y nuestra historia solo quedara en nuestros corazones. hay momentos unicos que es mejor que solo se compartan intimamente entre los que los viven .feliz vida sea el año que sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un precioso ritual Esperança. Bonita manera de terminar una historia de amor... Cuida't! A tu i als teus garçons! **

      Eliminar
  12. Qué bonita reflexión para empezar el año. Vivamos, sí.
    Una vez leí que una fotógrafa decía que las mejores fotos son las que no llegamos a hacer. O, en este caso, las que has perdido. Estuve en septiembre en un lugar maravilloso donde hice muchas, muchas fotos. Pero la que tengo grabada en mi retina fue una que no fui capaz de hacer. Esa no la olvidaré jamas. Como los momentos fugaces que vivimos. Están ahí un instante y se van.
    Feliz año!

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado este primer post del año Mö y, en especial, esta frase: "Así que recordemos todo aquello que nos hizo vibrar alguna vez, pero vivamos." Estoy muy de acuerdo, hemos de vivir y dar valor a los recuerdos pero con la vista también puesta en todo aquello que está por llegar, aquello que hará que nos estremezcamos de nuevo por primera vez, aquello que nos dará motivos para sonreir y, por qué no, para llorar...

    Bicos linda, ¡llenos de vida!

    ResponderEliminar
  14. Una foto preciosa y una historia más bonita aún. La verdad es q esos instantes de felicidad pasan veloces y hay q saber aprovecharlos, puede ser un viaje, una fotografía, un olor, un sabor... disfrutemos de todo al máximo

    besazos

    www.yoyomismaeirene.com

    ResponderEliminar
  15. Mónica...te decubro hoy...me encantan tus fotos! bonita reflexión! Feliz año! aúnque da la primavera, el verano , el otoño y algunos días de invierno...jejeje!

    ResponderEliminar
  16. Esto sí me hizo suspirar desde dentro de mi corazón.

    ResponderEliminar